miércoles, 11 de marzo de 2009

Al final de la Rambla

Dice mi dicho ajustado: Que nada me distraiga de mi código.

El por qué, no lo sé. Pero hoy me dieron ganas de tomar ciertas canciones de mis copilados. Música de Radio futura, Dave Matthews, Sugizo, La orquesta mondragón y otros más. Los he escuchado en loop y desgarrado mi garganta con aquellas voces.

Las noches son de café y whisky, quizá y solo quizá, también de lagrimas.

Pero como dice Sabina: yo nunca te mentí, más que por verte reír.